Melaka Straits City – la primera ciudad inteligente donde sólo se utilizarán las criptomonedas

Melaka Straits City – la primera ciudad inteligente donde sólo se utilizarán las criptomonedas

Melaka tiene dos islas artificiales. Una ya está construida y un puente la une al continente. La segunda está en construcción.

En la isla ya construida se encuentra la Mezquita flotante de Melaka y hasta el momento poca cosa más. Digo hasta el momento porque constructores chinos se han apoderado de la superficie despoblada para construir un inmenso complejo turístico de ocio y mucho lujo. 

Cuando hablas con los lugareños de Malasia y Singapur siempre acaba saliendo la frase “los chinos están por todas partes”. Y es que son los encargados de construir toda la nueva infraestructura. También cuentan que no les acaban de gustar. Son los más ruidosos, desordenados y maleducados. 

A decir verdad, sí que me impresionó el gran complejo turístico que están construyendo. No es la primera vez que China crea islas artificiales en mar asiático. De hecho en el 2015 leí una noticia donde las naciones del sudeste asiático estaban preocupadas por la decisión tomada por la China de ocupar el mar Meridional. En ese caso se decía que convertía arrecifes de coral en islas donde establecer puertos bases y controlar la pesca y el petróleo, desafiando a los otros países asiáticos. 

En Melaka han ido más allá y están construyendo la primera ciudad inteligente donde sólo se utilizará la criptomoneda (moneda o divisa digital que se intercambia por contratos, propiedad intelectual, acciones o servicios) y se operará a través del blockchain. La criptomoneda se llamará DMI coins y se utilizará para pagar servicios públicos dentro de la ciudad a través del teléfono móvil u ordenador. Contará con un sistema de intercambio que permitirá a los turistas cambiar sus monedas por DMI coins. La empresa de ingeniería que está construyendo la primera ciudad cripto se llama China Wuyi junto con la red de inversiones SWT International Sdn Bhd. Pretenden convertir la ciudad de Melaka en el mayor destino turístico de Malasia y esperan que atraiga a tres millones de visitantes al año. 

En la imagen podéis ver la entrada de una parte de este gran complejo que se llama “Malaka Gateway” donde desembarcarán cruceros de lujo y se harán las conexiones para Melaka Straits City. 

La misma noche que descubrí la isla de Melaka conocí a una chica de Lituania que me explicó que había estado en Laos, en los pueblecitos perdidos de montaña. Los niños y las niñas que viven en esa zona lo tienen claro. China es la gran potencia mundial y por eso quieren estudiar chino. “Europa es pobre” dicen, su deseo es poder aprender chino para viajar (emigrar) a China donde encontrarán trabajo. La historia se repite, personas del norte de África que emigran buscando mejores condiciones a Europa. Personas de Laos que buscan un futuro mejor en China. Ambos grupos sin saber que ese paraíso no existe.

La cocina de Saïd

La cocina de Saïd

Esta tarde habíamos planeado ir a ver la puesta de sol a la Mezquita de Melaka, pero de repente se puso a llover así que nos hemos quedado en La Vie En Rose Hostel haciendo compañía a Saïd, el dueño de origen Libanés, y a otros mochiler@s entre los que se encontraba Himanshu Goel (@sometraveldreams) un chico de India que está dando la vuelta al mundo en bicicleta. 

Saïd ha visto que tenía un blog y me ha preguntado si podía escribir sobre una de sus recetas. Resulta que le gusta mucho cocinar. Yo le digo, medio bromeando, que su profesión debería ser la de cocinero y él se ríe. Me explica que las únicas personas que aprecian sus platos libaneses en Melaka son los extranjeros como nosotros. A los locales no les gusta probar platos de otros países. Así que si pusiera un restaurante no tendría éxito. !La verdad es que pienso que no saben lo que se pierden!

Saïd quiere cocinar Tahini para hacer hummus y acompañar a los Falafel y me dice que me voy a sorprender ya que su receta no es la típica que puedo encontrar en internet. Así que allá voy, empiezo a grabar cómo cocina y va explicando todos los ingredientes que va poniendo. 

Aquí os dejo la receta, con medidas aproximadas, para que podáis probar de cocinar el plato en casa.

Receta de Tahini

  • 1 cucharada de aceite para las judías
  • 2 tazas de judía blanca (estábamos tan emocionados con la receta que se nos olvidó preguntar a Saïd que tipo de judía era)
  • 2 tazas de sésamos blanco 
  • 3-10 dientes de ajo (a vuestro gusto según si os gusta con más o menos sabor a ajo)
  • 3 tazas de aceite para moler la mezcla
  • 2 tazas de coliflor en polvo
  • 1 cucharada de sal
  • 1 taza de vinagre blanco
  • ½ litro de agua
j

Pasos

  1. Tostar las judías. Sólo hasta que tomen un poco de color y el aceite desaparezca.
  2. Triturar las judías hasta que queden en polvo. Volcar en un recipiente. 
  3. Tostar el sésamo blanco en la misma sartén (sin agua ni aceite) que las judías hasta que obtenga un color ligeramente amarronado
  4. Triturar y añadir al recipiente de las judías. 
  5. Añadir los ajos
  6. Añadir las 3 tazas de aceite
  7. Añadir las tazas de coliflor en polvo
  8. Añadir la sal
  9. Añadir el vinagre
  10. Moler y hacia la mitad añadir el agua

Le quedó espectacular. Si no… mirardlo en el vídeo:

Seguridad vs vigilancia

Seguridad vs vigilancia

En el metro de Singapur me llamó la atención este cartel.

En él están animando a los ciudadanos y ciudadanas de Singapur a denunciar a sus vecinos o como lo dicen ellos “ayudar a la polícia”. En una ciudad llena de cámaras, y cuando digo llena quiere decir que en cada esquina te encuentras cuatro que van controlando mediante Inteligencia Artificial tu comportamiento, también piden que seas tu quien vigile al prójimo para luego denunciarlo. 

La verdad es que te sientes muy segura, es difícil que te roben, pero a la vez tengo que decir que me sentía intimidada y observada. Cualquier comportamiento fuera de la ley puede ser penado. En todo momento estás pendiente de no traspasar ninguna norma como por ejemplo comer chicle en la calle o comer, beber, tener comportamientos obscenos con tu pareja (besar) o bien subir con Dorians (fruta con aroma muy fuerte) en el metro. 

Aquí se abre un debate interesante, vigilancia vs seguridad.  

El libro de George Orwell, 1984, se queda corto.

Dinah y el sistema educativo en Singapur

Dinah y el sistema educativo en Singapur

En Singapur he tenido la oportunidad de conocer a Dinah. Una profesora de conservatorio, apasionada por la música. Gracias a la APP Couchsurfing donde publiqué un anuncio para dar a conocer a la comunidad de Singapur que iba a estar unos días y quería  encontrar educador@s e intercambiar experiencias en el ámbito de la educación y la creatividad. 

En este caso la tecnología me facilitó el contacto con Dinah. En cuanto leyó mi mensaje me escribió y se ofreció a acompañarme durante un día de mi estancia en la ciudad. Me enseñó su escuela y me explicó cómo era el sistema educativo en Singapore. Ella en realidad es de Malasia y hace 10 años que decidió cambiar de país para trabajar en una escuela de música de Singapore. Para los Malayos es mucho más fácil conseguir trabajo en Singapore que para otra persona de otra parte del mundo. Aunque, eso sí, llegar a tener la nacionalidad es otra cosa! 

Quería conocer porqué tiene tanto éxito el sistema educativo de Singapur y las mejores notas en ciencias y matemáticas. Para empezar me explicó que el sistema educativo está dividido en tres niveles básicos: Preescolar, Educación Primaria y Educación Secundaria. Al finalizar la Primaria hacen una prueba que llaman Primary School Leaving Examination (PSLE), algo así como Examen de fin de Etapa de Primaria que marca lo que estudiarán a continuación. 

La Secundaria la determina la nota obtenida en el examen PSLE y sus aspiraciones. Tienen programas variados como los que les preparan para la universidad o aquellos especializados para los que quieran adquirir conocimientos específicos, como por ejemplo de arte, música o de deporte. 

En total están entre 5 y 6 horas lectivas en la escuela que corresponde a toda la mañana y por la tarde realizan extraescolares y voluntariado propuesto desde la escuela. Los y las profesoras tienen muchas más horas de preparación de clases y extras que los de nuestras escuelas. 

La enseñanza en Singapur destaca, sobre todo, por el respeto a la diversidad, el diálogo y la reflexión. Evitan la memorización y potencian los grupos de debate. 

Sobre el idioma. Encontré que tienen un nivel de inglés excelente comparado con otros países por los que he pasado. Potencian el bilingüismo. Son conscientes de la importancia del inglés para abrirse a un mundo cada vez más global, así que desde el departamento de Educación potencian este idioma. En una de las fachadas del edificio del departamento hay una pancarta donde invitan a hablar la lengua inglesa para alcanzar en el 2020 un nivel excelente de inglés.  

Gracias Dinah por tu acogida!

Cuando LEGO e IKEA se unen aparece COOP

Cuando LEGO e IKEA se unen aparece COOP

COOP es un sistema de arquitectura construida a partir de piezas de madera que he conocido en Singapur. Podríamos decir que es una mezcla entre un LEGO y un IKEA. El objetivo de este sistema es el de empoderar a los y las ciudadanas e invitarles a que diseñen sus propios espacios comunitarios. Mediante el concepto el DIT (Do It Toghether) la Agencia DO, un colectivo de estudiantes, exalumnos y profesores de la escuela Politécnica de Arquitectura de Nanyang, han creado este concepto que invita a cualquier persona, tenga los conocimentos que tenga y de cualquier edad a diseñar sus propias construcciones.

Lo mejor de todo es que no sólo es un pasatiempo sino que las construcciones son reales, además de reconfigurables (por si te cansas) y reusables. Están diseñadas con tecnología digital avanzada para adaptarse a cualquier contexto cultural y social. 

Podéis obtener más información en el siguiente enlace: https://www.practice.org.sg/en/m1patch/coop/ 

La library@harbourfront

La library@harbourfront

Entré en la library@harbourfront de Singapore inaugurada el pasado enero (2019) buscando tecnología y salí emocionada por el trato humano.

Se trata de una biblioteca pública situada en el último piso de un centro comercial. Puede parecer extraño pero os puedo asegurar que no puede tener mejor ubicación que esta. Tiene unas vistas espectaculares. Imaginaros leer un libro contemplando el mar y la isla Sentosa.

 

Lo que más me llamó la atención fueron las personas que ordenaban los libros. Eran todas voluntarias. Todas ellas orgullosas de colaborar en un espacio tan agradable como aquel. El mensaje en su camiseta lo deja claro. Además, se saben la biblioteca de arriba abajo y están dispuestas a ayudarte en todo lo que puedan. 

También la distribución de los espacios. Las estanterías de los libros están encabezadas por una pantalla de plasma interactiva donde puedes consultar las últimas novedades. Además, se puede contemplar cómo es el proceso de devolución de los libros a través de los cristales que dan a la sala donde se ordenan los libros. Allí llegan los libros en préstamo a los voluntarios a través de una cinta como la de los aeropuertos y ellos los van derivando a otras personas para que los coloquen en las estanterías. 

Existe una espacio central donde exponen los resultados de los talleres que se han realizado con tecnología y también donde hay algunos consejos sobre seguridad en internet y noticias engañosas. Al fondo salas donde se realizan las actividades y conferencias. En concreto, los resultados expuestos eran de soluciones pensadas en los talleres con los ingenieros voluntarios para mejorar la vida de las personas mayores.

Por último otro espacio con gran amplitud para los más pequeños y una especie de bibliobús que sacan cuando hace buen día.

Este espacio me gustó, sobre todo, por su distribución. En el centro hay dos circulos hechos con colchonetas para que los niños y niñas puedan ir con sus familiares a leer libros sentados en el suelo. También observé una fila entera de 3 estanterías llenas de libros sobre el porqué de las cosas y cómo funcionan. 

Esto me hace relacionarlo con la conversación que un niño de unos 8 años tenía hoy con su madre sobre un ventilador. Le preguntaba de dónde salía el aire y cómo se producía. Así que después de ver la estantería de la biblioteca y el interés de los pequeños por el funcionamiento de las cosas, mi reflexión és la siguiente: ¿será por la educación que reciben, que tienen tan desarrollada esta curiosidad los niños y niñas en Singapur? Está claro que desarrollar competencias y habilidades relacionadas con el pensamiento crítico, la creatividad, la curiosidad… requiere de una provocación por parte de lo que nos rodea y quienes nos educan.