Rentacar chico: Es automático, ¿has conducido alguna vez un automático?

Yo: ¡Por supuesto! (mi hermana me había dejado el coche una vez antes del viaje)

Rentacar chico: pues aquí están las llaves.

Yo: ¿Y ya está? ¿No me va a explicar nada más? ¿Qué tipo de gasolina lleva, donde están todos los botoncitos…?

Rentalcar chico: Sólo existe un tipo de gasolina en la isla, no tendrás problemas. 

Yo: Pues nada, todo resuelto. ¿Y la velocidad?

Retalcar chico: máximo 70 km/h, bueno en algunos sitios 80 km/h. En las zonas escolares a 30 km/h y en ciudad a 40 km/h. 

Yo: en resumen… que no puedo pasar de los 80 km/h. 

(…)

Mi voz interior: Conducir es fácil, conducir es fácil, condu… ¡Se ha puesto a llover! ¡Madre mía! ¿Dónde está el parabrisas? Ah! Aquí, ¡donde en todos los coches! Es que te preocupas por nada!

(…)

Mi voz interior: Pero a ver… ¿cuál es mi semáforo? ¿De verdad? ¿Tengo que mirar al semáforo que está en el otro lado de la calle? ¿Ese es el mío?!?!

Entonces… pon atención, pero mucha atención!!!! 

(…)

Yo: ¿Y ese?!?!?! Pero que hace!!!! ¡Qué se pasa el semáforo en rojo! ¿Pero nadie le dice nada? En China se puede girar a la derecha aunque el semáforo esté en rojo, ¿será igual aquí?

(…)

Yo: Tengo un coche de policia detrás. !A comportarse! Anna, respeta las señales. Pon el intermitente para la derecha. Párate en el semáforo en rojo. 

Policia: (algo dice en coreano por el altavoz, deduzco que tiene que ser algo como… que puedes pasar, tontaloca! ¡Estos guiris no se enteran!)

Yo: ¡Que no me ponga una multa, que no me ponga una multa!!!! ¿A que va a ser verdad que puedo pasar estando el semáforo en rojo?

(…)

GPS: a 300 mt gire a la derecha. 

Yo: 300, 300, 200, 150, 50… ¡vaya, me he pasado! Noooooo!!!!!

GPS: haga un cambio de sentido. 

Yo: A ver, desde cuando los cambios de sentido están permitidos?!?!?!?! ¿Lo hago, no lo hago, lo hago, no lo hago? 

GPS: haga un cambio de sentido ¡AHORA!

Yo: Aaaahhhhh!!!!! Allá voy!!!! !Esto es peor que en el parque de atracciones!!!! ¡Uf! Va a ser verdad que aquí también se pueden hacer cambios de sentido así, a saco.

(…) 

Velocidad 40 km/h

Mi voz interior: pues va a ser verdad que hay que respetar las señales porque te ponen multas muy altas. 

GPS: velocidad a 40 km/h. Próximamente un control. 

Mi voz interior: ¡Anda! Si te avisa de los radares. Este GPS es una pasada. 

GPS: Tin-ton

Mi voz interior: ¡Un punto colega! Cuando he pasado por el radar ha sonado igual que el juego del Mario cuando coges una moneda! ¿Me van a dar un regalo si consigo pasar todos los radares sin pasarme de velocidad?

(…)

Mi voz interior: Velocidad crucero… a disfrutar de las vistas. 50 km/h por la carretera, dicen que es para que el impacto sea menor cuando tienes un accidente. 

Los demás coches van a la misma velocidad, ¡no me lo puedo creer! En Barcelona ya me abrían adelantado. 

¡Vaya, un camión adelantando! ¿Será posible? Voy más lenta que los camiones. 

Me he fijado que los que respetan la velocidad son los que tienen coche de alquiler. Los lugareños ya se conocen de sobra las normas y pueden correr un poco más (a 60 km/h). 

(…)

GPS: ha llegado a su destino.

Jo: ¡Por fin! Puedo decir que ha sido una experiencia… que no ha estado mal. Recomendable. Aunque ahora mismo necesito descansar y destensarme.

¡Hasta la próxima Jeju!