La mujer perfectamente imperfecta: Analía

La mujer perfectamente imperfecta: Analía

Con motivo del día #8M, #DiaInternacionalDeLaMujer, me gustaría hablar de Analía Garnham. Ella es una mujer bella que ha dicho BASTA al autosabotaje, para amarse tal como es y creer en sí misma. 

Tras un largo proceso en el cual trataba de entender el acoso que estaba sufriendo en el centro escolar por parte de “barbies” cortadas con el mismo patrón y luego, compañer@s de universidad por pensar diferente, sacó su fuerza para revertir esa situación y convertirse en un ejemplo de superación.

Actualmente Analía ofrece charlas y talleres a niñas, adolescentes y mujeres adultas. Explica su experiencia, su proceso de cambio y alienta a su público femenino a empoderarse y como ella dice “a creerse la raja”.

Coincidí con Analía en Machalí (#Chile), durante la semana donde preparan a las candidatas para el concurso “reina Machalí”. Este año, a diferencia de los anteriores, el ayuntamiento habían decidido repensar el certamen y ofrecer una imagen de la mujer independiente, autónoma y bella, destacando sus cualidades más allá del aspecto físico. Por ello, el concurso no tenía restricciones de edad, hecho que propició que una de las candidatas fuera una mujer de 84 años. 

Entre las actividades que habían preparado destinadas a las candidatas estaba la charla “Cuerpos perfectamente imperfectos #bodypositive” de Analía. Sus palabras sencillas y contundentes calaron a las participantes. Muchas de ellas se sintieron identificadas y hablaron de sus experiencias de #acosoescolar (#bullying). Incidentes que para unas fueron pasajeros pero para otras estuvieron a punto de costarles la vida. 

Analía supo superar sus complejos para ser libre y empezar a hacer actividades que ni siquiera se le hubieran ocurrido años antes por sus complejos. La libertad le permitió atreverse a ir a la playa en biquini o a bailar burlesque. Como ella misma explica, “hoy en día estamos en un momento en el cual podemos mostrar lo que nosotras somos y no lo que los otros quieren que seamos. Podemos salir a la calle sin que nadie nos critique por mostranos como somos, ya seamos gordas, delgadas, nos guste el mismo sexo o tengamos alguna discapacidad”. 

El proceso de cambio y autosuperación no le fue fácil y hoy en día todavía hay momentos en los que siente alguna inseguridad pero trata de ser fuerte y superarse cada día. Decidió salvarse a sí misma, como dice “ningún príncipe azul me iba a salvar”. Ella es su templo y lo tiene que cuidar. Empezó un cambio de dentro hacia fuera. 

En un momento se encontró con un grupo de mujeres diferentes que le ofrecieron hacer una sesión de fotos. A pesar de ser diferentes tenían un tema en común, baja autoestima. Cuando se vio en las fotografías no se gustó, lo primero que pensó fue en sus defectos. En vez de pensar que se estaba sacando unas fotos para una campaña publicitaria muy buena pensó en su cuerpo. En esa cicatriz que le atraviesa su barriga después de 12 operaciones. 

Con mucho trabajo logró quitarse sus complejos, se sacó la vergüenza, cosa que le hizo llegar a decir “¡wow, la mujer que está ahí es la que quiero ser siempre!”. A partir de ese instante se divirtió en sus sesiones de fotos y se sintió ¡LA JEFA! La diferencia entre las primeras fotos y el resto fue abismal.  

Después la invitaron a desfilar en una pasarela. Era lo máximo que creía que podía hacer. Ahora se creía el cuento y lo sentía. El cambio fue rotundo. Pasó de transmitir inseguridad a tener una ACTITUD que transmitía buenas vibraciones.  

Cuando creía que no podía hacer más cosas, le tocó desfilar en ropa interior. ¡Fue la experiencia más maravillosa que ha tenido! “Una cosa es que te vea tu pareja en casa, dice, otra es salir en una pasarela, caminando en medio de toda la gente”. ¡Y lo pasó genial! 

“Ustedes son reinas desde antes de estar aquí” les decía a las candidatas a reina Machalí. Analía acababa la charla alentando a las chicas a ser libres de ser lo que quieran ser. A liberarse, entregarse y disfrutar. Se trata de abrir las puertas de una misma.

A Analía actualmente es activista de #BodyPositive. La podréis encontrar en instagram @analia_gp

¡Gracias Analía por tu inspiración, trabajo y tu valentía! Celebremos el #8M con la misma seguridad y espíritu de superación que nos transmite Analía. 

¡Feliz #DiaDeLaMujer2020!

“Esos negritos vienen de otro planeta”. Escuelita de verano en Chile

“Esos negritos vienen de otro planeta”. Escuelita de verano en Chile

La Escuelita de verano equivale a los Casals que se hacen en Cataluña en época estival, donde los niños y niñas acuden para realizar actividades de educación en el tiempo libre mientras madres y padres trabajan. En este caso, la escuelita del pueblo de Machalí (a 100 km de Santiago de Chile) se organiza pensando en aquellas familias con pocos recursos y que ningún adulto se puede hacer cargo de los y las menores. 

Como en muchos países, las familias que suelen acudir son mayoritariamente migrantes. Más del 50% de los niños y niñas de la escuelita no eran chilenos y provenían, sobre todo de Venezuela. 

¡Pero, ponte tu, que han venido los peores, los que roban y los más violentos!, se oye constantemente en la calle cuando se refieren a los venezolanos. Tanto en Chile como en Perú el movimiento migratorio, fruto de la situación política de Venezuela, está haciendo resurgir el racismo y el odio. Actualmente en Chile se palpa en el ambiente un malestar, no solo por el gobierno de Piñera, sino también por los y las migrantes, personas provenientes de Venezuela y también de Haití. 

Contradicciones del sistema y percepciones a través de la mirada de los niños y niñas

Aquí recojo algunas situaciones con las que me encontré cuando estuve en la Escuelita de verano realizando diferentes actividades con los más pequeños y pequeñas, y de las cuales se pueden derivar interesantes debates.

Esos negritos que vienen de otro planeta“. Se referían a los y las haitianas. Muchos niños y niñas, y también adultos, es la primera vez que ven una persona con un color de piel mucho más oscuro que el suyo. Así pues, es para pensar que quizás no vivan en el planeta Tierra y hayan venido con su nave de un planeta, o quién sabe, ¡de una galaxia muy, muy lejana! 

Por suerte, una de las personas que nos acompañaba tuvo la genial idea de dibujar un mapa en una hoja. Así les pudimos enseñar de donde procedían los haitianos, y también, de paso, situar los diferentes países de los cuales nos iban haciendo preguntas con mucho interés.

Descubrieron que ellos también hablan español. ¡Era lo más! Reflejados en sus Youtubers españoles favoritos nos preguntaban si los conocíamos, si los veíamos por la calle o habíamos hablado con ellos. Les encantan los Youtubers y por eso los imitan. Tienen un vocabulario diferente para según que palabras y eso les hacía pensar que quizás no hablábamos el mismo idioma. 

Para los pequeños y pequeñas (y no tanto) consideran España y Europa como un sueño donde todo está rozando la perfección y por ello, nos quieren imitar. Dejan descuidada su cultura y sus raíces, sus fortalezas y potencialidades para reflejarse en un espejismo. 

Poco a poco, les hacíamos entender que quizás no era todo tan perfecto como se imaginaban y que se tenía que valorar más lo que uno tiene, sin dejar siempre de interesarse y recoger referencias de otros países.

Y si para los pre-adolescentes y adolescentes los youtubers españoles son “lo más”. Para los más pequeños los dibujos (o monos, comos los llaman ellos) doblados por mexicanos son lo mejor. Así que, una cosa muy curiosa en Chile es encontrarte con niños y niñas que hablan con acento mexicano y utilizan expresiones exageradas tal y como ven en los dibujos animados. 

¿Sabes que los chinos son los que tienen toda la tecnología y son los más fuertes e inteligentes?, me decía un niño mientras ponía cara de alucinado. La creciente oleada de almacenes tecnológicos regentados por personas de procedencia china, les hacía creer que en la China era donde se inventaba la tecnología y eran los más avanzados.

¿Y, por qué tu no puedes ser un creador o inventor?, le respondí. También tienes la capacidad inventar nueva tecnología que permita mejorar tu entorno y el medio ambiente, por ejemplo. Una pregunta provocadora que abrió un poco más la mente de los pequeños y pequeñas que nos escuchaban con mucha atención. 

Así, y muchas preguntas más que nos hicieron nada más llegar. ¿Os imagináis lo divertidos que estubimos?

A la vez que respondíamos las preguntas hicimos 2 talleres muy entretenidos que se lo pasaron genial. Uno para aprender inglés a través de canciones de los Beatles y el otro de papiroflexia. 

Toda una experiencia que me permitió conocer más el país de Chile y a su gente. 

Aquí os dejo imágenes de las actividades:

Educación de calidad

Educación de calidad

Según Unicef:

Todos los niños y niñas tienen derecho a una educación de calidad, cualquiera que sea su circunstancia. Darles el soporte adecuado es crucial para desarrollar todo su potencial. Sin embargo, en Camboya muchas niñas y niños se están quedando atrás, especialmente aquellos que viven en las áreas pobres tanto rurales como urbanas.

Camboya está haciendo un gran esfuerzo para progresar en educación. Desde 2007, el número de niños y niñas que acuden a los programas de preescolar ha aumentado el doble. Además, también se ha incrementado el número de población escolar de primaria alcanzando en el año 2017/18 un 97%.

No obstante, aunque la asistencia ha mejorado considerablemente, los niños y las niñas en Camboya siguen sin llegar al estándar educacional de calidad establecido. En el grado 3 de Primaria, cerca del 25 por ciento de los pequeños y pequeñas no sabe escribir. Solo el 27 por ciento de los niños y niñas entre 3 y 5 años son analfabetos, y el 55 por ciento de los y las adolescentes han abandonado el colegio a los 17 años. (https://www.unicef.org/cambodia/education)

Mi paso por una escuela de inglés en Cambodia entre noviembre y diciembre de 2019 me hizo constatar lo que Unicef publica en sus informes.

La historia reciente de Cambodia es muy triste y, aunque han pasado ya algunos años todavía existen secuelas del analfabetismo radical que quiso infundar en toda la población el Régimen de los Khemer Rojos.

Hoy en día, el método de enseñanza y aprendizaje en las escuelas se parece al de un entrenamiento militar. Los pequeños y pequeñas forman filas de niñas y de niños (sin mezclar) y luego repiten como loritos las palabras aprendidas el día anterior, incluyendo, en el caso de la escuela de idiomas, el deletreo y la traducción en su lengua Jemer.

Este método provoca que no procesen la información y cuando se les saca de contexto y se les realiza la misma pregunta no sepan responder.

Frente a esta situación, y sin ninguna intención de imponer ningún nuevo modelo, me ofrecí a acompañarlos en una transformación del sistema de enseñanza-aprendizaje que mejoraría notablemente la comprensión de los pequeños y pequeñas.

Para llegar a los protagonistas del aprendizaje me centré en una de las figuras más importantes de este proceso, los y las profesoras.

Formación de formadores y formadoras

Su didáctica se basaba en seguir un libro lleno de vocabulario en inglés el cual cada día, y durante las 4 horas que duraba la clase, repetían sin cesar en voz alta con el alumnado. El método era por un lado la repetición, el deletreo de las palabras y la escritura.

*Dato importante: la escritura jemer no se parece para nada a la occidental. Por lo que, los niños y niñas tienen que aprender un nuevo abecedario y una nueva escritura.

Los viernes había examen de lo que habían estado repitiendo durante la semana y se publicaban las notas en un ránking. Había niños y niñas que se ponían a llorar cuando veían sus notas. Otros, simplemente no las entendían por lo que no les daban importancia.

Al querer entender el ranking, y preguntar al director me percaté que la mitad de los y las estudiantes estaba por debajo del aprobado. Fue entonces cuando le comenté al director del colegio algo que le hizo reflexionar y pedir mi colaboración. Le dije que cuando en una clase hay más de la mitad de números de suspensos el problema no es del niño o la niña que está aprendiendo, sino que se debe a otros factores relacionados con la forma de hacer llegar el conocimiento.

Por lo que empezamos por el profesorado. Cada día nos reuníamos 2 horas para aprender nueva metodología. Empezamos por entender para qué estaban allí, ya que ignoraban el plan de estudios y carecían de una visión global, seguimos por la estructura de una clase y los recursos con los que podían contar.

Para los que me conocen os preguntaréis dónde está la tecnología y cómo la utilizaba. Deciros, primero, que aunque tienen internet carecían de ordenadores. Actualmente están realizando una campaña crowdfunding para conseguir comprar ordenadores de segunda mano para la escuela (en otro capítulo os explico el proyecto). Por otro lado, no solo la escuela carecía de ordenadores para todos (cuentan con un único ordenador) sino que los profesores y profesoras tampoco tienen en sus casas. Utilizan el mobil para todo. Por lo que os podéis imaginar que desconocían cómo utilizar ciertas herramientas para compartir conocimientos o buscar información.

El tiempo que estuve en la escuela fue corto para la cantidad de cosas que me hubiese gustado aportar. No obstante, me siento muy satisfecha por el hecho de haber provocado “el despertar” en los docentes. A partir del primer día, empezamos a introducir una metodología más participativa donde el alumnado era el centro. La tecnología era un recurso más que nos ayudaba a buscar información, aunque tenía claro que lo más importante era la capacitación de aquellos docentes. Ellos y ellas serían la clave para el aprendizaje y su formación era esencial.

Hoy en día seguimos en contacto, y cuando tienen alguna duda intercambiamos conocimientos. Mi intención es poder acompañarles en la transformación del aprendizaje hasta llegar a alcanzar los niveles de calidad para que los niños y niñas logren adquirir los conocimientos básicos y las herramientas que necesitan para triunfar el día de mañana.

Si te sientes identificad@ con esta historia y te gustaría colaborar en este proceso de transformación puedes ponerte en contacto conmigo a través del siguiente mail: hola@elaguilamiope.co

Otra forma de colaborar: Campaña en GoFundMe

XinCheJian, más que un espacio maker

XinCheJian, más que un espacio maker

En pleno centro de Shanghai podemos visitar XinCheJian. Una comunidad de makers autogestionada cuya misión es compartir proyectos y acercar la tecnología del DIY (Do It Yourself) y del DIT (Do It Together) a todas aquellas personas interesadas en este campo.

Llegar es fácil si sabes cómo. Después de atravesar el hall de un edificio llegamos a un patio interior y en frente, atravesamos una puerta de cristal que nos llevaría a la entrada del espacio maker o maker hackerspace. Al tratarse de una comunidad autogestionada, organizada a partir de voluntarios, el horario es flexible.

El XinCheJian respira un aire internacional. Hay makers de diferentes partes del mundo, incluyendo chinos y chinas, claro!

Todos trabajan con la misma filosofía de divertirse construyendo cosas interesantes y, sobre todo en un ambiente donde el conocimiento se comparte para aprender y pasarlo bien. El trabajo en equipo es muy importante tanto entre los miembros del maker hackerspace de Shanghai como de otra parte del mundo. Por ello participan en competiciones donde surgen oportunidades para crear conjuntamente y trabajar sobre un mismo proyecto.

También ofrecen soporte, crean y promueven el maquinario y programario libre. Para conseguirlo organizan charlas, competiciones, talleres para que sirva de inspiración tanto para todos sus integrantes como para otros espacios de otras poblaciones de la China.

Es en su forma de hacer donde marca la diferencia con respeto a otros espacios maker o, incluso Laboratorios de Fabricación Digital. Se trata de un sitio autogestionado, donde su supervivencia depende de las personas que lo componen y de su implicación. Todo un reto para aquellos y aquellas que forman parte y de los cuales una recibe su ilusión y motivación. Así es como me lo transmitió Andrea, una chica española implicadísima en el proyecto y que, aunque no nos pudimos conocer personalmente, me habló de su trabajo con mucha pasión.

Para conocer más sobre el proyecto: XinCheJian

Emprendedoras por el mundo: Sue (Hanoi, Vietnam)

Emprendedoras por el mundo: Sue (Hanoi, Vietnam)

Sue irradia una energía positiva por todos los sitios donde va. Su sonrisa despierta pasiones y sus ojos brillan cuando habla de sus alumnos y alumnas. 

Con 23 años Sue ha montado su propio negocio y es la profe de inglés más “molona” de la ciudad. Su metodología no es la tradicional que todos conocemos y la verdad  es que le está dando unos resultados muy positivos. 

La conocimos por casualidad. A un día de nuestro viaje a Vietnam nos quedamos sin alojamiento. En nuestra búsqueda desesperada por encontrar uno se puso en contacto con nosotros una chica que nos invitó a su casa. Su perfil en Couchsurfing nos pareció interesante así que aceptamos su invitación.

Cuando llegamos nos encontramos un piso muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Estaba en una tercera planta de una comunidad de 25 pisos y 9 vecinos por rellano. Sue vivía con su hermano Harry y sus 3 ó 4 compañeras de piso. La puerta estaba casi todo el día abierta, porque además de piso, también tenía una habitación que había reacondicionado y convertido en el aula de inglés. Compartiríamos espacio con una pareja de franceses que llevan cuatro años viajando por el mundo y que también acababan de llegar. Dormiríamos en literas en un rincón del comedor, donde también dormía Sue. En total, íbamos a ser unos 9 o 10 en casa, más los niños y niñas entrando y saliendo del piso constantemente. 

Aunque pudiera parecer la película “Una casa de locos” con tanto trasiego de gente nos encontramos muy cómodos. Sobre todo por el cariño con el que Sue nos recibió. Es una persona muy sencilla que lo da todo y apreciamos sus esfuerzos por hacernos sentir como en casa.  

Sue estudió Empresariales, aunque su pasión es ser profesora de inglés. Hace unos meses se sacó el certificado TESOL (título para profesores de inglés). Su objetivo en todas sus clases es que los niños y niñas hablen la lengua de Shakespeare correctamente y puedan comunicarse con cualquier persona. Por eso, lo primero que fomenta es que tengan contacto continuo con personas de habla inglesa o que puedan comunicarse en dicho idioma. Para ello utiliza la APP Couchsurfing donde contacta con gente de todo el mundo que visita Hanoi y les invita a su casa. A cambio sólo pide que estén un par de horas por la tarde hablando con sus estudiantes. 

Por otro lado, utilitza los grupos de Facebook para estar en contacto con las familias a las que involucra en todas sus propuestas. Durante los días que estuvimos con ella había retado a los niños y niñas a leer durante 20 días seguidos. Los padres debían grabar leyendo en inglés cada día a sus hijos y luego compartirlo en el grupo de Facebook. Su objetivo era crear el hábito de la lectura en todos los pequeños. Cada día publicaba un mensaje en Facebook animándolos a compartir sus vídeos y enseñar su progreso.

Lo que más me ha gustado de ella es su voluntad de mejora constante. Es un torbellino andante que no para de preguntarte cómo podría mejorar, qué podría hacer para motivar más a sus chicos y chicas. Tiene las mismas dudas que cualquier otro docente que quiere lo mejor para sus alumnos y lo mejor de todo, es que no para de buscar recursos y de interesarse sobre cómo es la educación en otros países. 

Hemos hecho un buen tándem y ahora se podría decir que formo parte de su equipo de asesores. Mi formación y experiencia como pedagoga me permite acompañarla en su proceso de aprendizaje. 

Su sueño es pasar de una habitación pequeña en casa a una Academia de Inglés con docentes que sigan su método. Pese a los recursos limitados que pueda tener actualmente siempre tira hacia delante y lo da todo por sus alumnos, incluso les ha prometido una tarde de cine cuando acaben el Reto de la Lectura. Todos los pequeños están entusiasmados!

Actualmente se encuentra preparando un Festival de Final de Trimestre donde acudirán los padres y madres.  Los pequeños mostrarán lo que han aprendido.

Espero que pueda conseguir su sueño! 

Voluntariado sénior

Voluntariado sénior

Noviembre en Osaka (Japón) nos sorprendió con un buen clima. Recuerdo, sobre todo el día que fuimos a visitar el parque conmemorativo de la Expo ‘70. Un cielo azul intenso, sin nubes asomándose por el horizonte. En la estación de tren nos esperaba nuestra amiga para llevarnos a visitar el parque. Compramos la entrada y accedimos por la puerta principal donde se puede contemplar la Torre del Sol, una escultura diseñada por el artista Taro Okamoto para uno de los salones de la Expo. Simboliza el Sol, la energía de todas las cosas, del pasado, presente y del futuro.

El parque tiene 330 hectáreas y una de sus principales atracciones es el Jardín Japonés que fue diseñado como una colección de avances en tecnología de parajismo japonés.

Se trata de un gran jardín artificial donde se representan cuatro épocas históricas diferentes: antigua, medieval, moderno temprano y moderna. Para cada área consiguieron plantar diferentes tipos de árboles y construir varias cascadas.

Cuando entramos por la puerta vimos un grupo de señores mayores que, sonrientes, enseguida se acercaron a nosotros. Por suerte nuestra amiga pudo hacernos de traductora. Nos preguntaron si queríamos un guía. ¡Totalmente gratuito! Al preguntarles que si sabían inglés fueron todos a buscar al “sensei” (el profesor). Así que empezamos nuestra visita.

El sensei era profesor, que aunque estaba en edad de jubilarse todavía continuaba dando clases a media jornada. La enseñanza era su pasión y prefería continuar en el colegio ayudando a los profesores y profesoras recién licenciados en su tarea diaria, además de estar con los alumnos con más dificultades.

El trabajo como guía era voluntario. Lo hacía el fin de semana y en épocas determinadas. Tal y como nos explicaba, ser guía era como enseñar.

Ese día, con el profesor aprendimos sobre botánica, aves, historia del japón, ceremonia del té y jardinería. Todo en un mismo parque y durante un par de horas.